viernes, 18 de mayo de 2012

El conflicto médico en 9 preguntas

Foto: Esteban Lima.



* Andrés Gómez Vela

1. ¿Cuántas horas trabajaban los médicos o trabajadores en salud?

En 1964, el gobierno de Víctor Paz Estenssoro aprobó el Decreto Supremo No. 06728 para establecer cuatro clases de jornadas:

Tiempo completo, 8 horas diarias con sueldo mensual
Medio tiempo, 3 horas al día, con remuneración hora-mes
Tiempo mínimo, 2 horas al día, con remuneración hora-mes
Médicos internos, 12 horas al día, con remuneración mensual

Ese Decreto prohíbe acumular más de ocho horas en cargos funcionarios.

Hasta antes de esta disposición, sólo había una resolución ministerial (349 de 17 de octubre de 1955), que establecía una jornada máxima de 12 horas diarias para médicos, paramédicos, empleados y personal de servicio de instituciones hospitalarias. En ese momento, los médicos estaban amparados en la Ley General del Trabajo, aprobada en 1939 y elevada a rango de ley en 1942. 

2. ¿Cuáles fueron las razones para establecer estas cuatro clases de jornadas?

Evitar las incompatibilidades en el horario de trabajo de los médicos, dentistas y farmacéuticos y aprovechar en la mejor forma su capacidad profesional.

Mejorar la atención a los pacientes que, en ese tiempo, estaba disminuida por la acumulación de cargos en el mismo horario por parte de pocos profesionales.

Regularizar el ejercicio profesional de médicos y trabajadores del sector en las entidades públicas y privadas, sin lesionar su derecho de libre ejercicio de la profesión.

Contexto, por aquel entonces, 1964, no había universidades privadas, sólo públicas y había pocos médicos, pues, la población boliviana también era pequeña, rondaba los cuatro millones de habitantes. 

Este mismo Decreto Supremo, en su artículo 8, comienza a dejar a los médicos fuera de la Ley General del Trabajo, tras pagarles sus respectivos desahucios e indemnizaciones.

3. ¿Desde cuándo trabajan seis horas?

Desde el 20 de agosto de 1970, cuando se establece, a través del DS No. 06728, que los médicos, dentistas y bioquímico-farmaceúticos que prestan servicios profesionales en organismos del gobierno central, instituciones públicas descentralizadas, empresas públicas y/o mixtas, estarán sujetos a tres formas de jornada de trabajo:

a) Jornada de medio tiempo con tres horas de trabajo
b) Jornada de tiempo completo con seis horas de trabajo
c) Dedicación exclusiva



4. ¿Por qué se dicta la jornada de las seis horas?

Para evitar y reglamentar las incompatibilidades en el horario de trabajo de los profesionales del sector salud, sin lesionar su derecho al libre ejercicio de la profesión.

Para aprovechar mejor de la capacidad de trabajo de los médicos y evitar la disminución en el número de atenciones a los pacientes.

Para crear fuentes de trabajo para todos los profesionales mencionados evitando la acumulación de cargos que disminuyen la calidad de los servicios profesionales.

Contexto, en seis años, el panorama de la salud no había cambiado mucho en Bolivia; seguía habiendo escasez de médicos, hospitales y las únicas universidades que enseñaban medicina eran las estatales, donde se dispuso que “la labor docente a tiempo completo es incompatible con la acumulación de otro cargo (por tanto) la labor docente a medio tiempo sólo permitirá la acumulación de otro cargo a medio tiempo”. 

5. ¿Cuándo se amplía la jornada de seis horas a las enfermeras?

Se produce durante el gobierno de Hernán Siles, quien a través del Decreto Supremo No. 20943, amplió el alcance del Decreto Supremo del 28 de agosto de 1970, en favor del personal de enfermeras, biotecnólogos y nutricionistas. 

Sin embargo, esta nueva disposición entró en vigencia plena recién el 23 de enero de 1991.

Una Resolución Biministerial (N° 002) del 4 de julio de 2004 estableció la vigencia de la jornada de seis (6) horas para todos los trabajadores en salud sin excepción alguna, incluido el personal administrativo. 

6. ¿Qué dispone el gobierno de Evo Morales?

Dispone, mediante el decreto 1126 del 24 de enero de 2012, una jornada laboral a tiempo completo de ocho (8) horas diarias y la jornada laboral de medio tiempo de cuatro (4) horas diarias.

7. ¿Cuál el propósito?

Ampliar el acceso a la atención de salud de la población, optimizando el aprovechamiento de la infraestructura instalada.

Aumentar el horario de consulta externa.

Incrementar el tiempo de atención al paciente de internación hospitalaria 

Brindar atención en el día para la toma de muestras y atención en laboratorios.

8. ¿Qué responden los médicos?

Que están violando sus derechos adquiridos; se amparan en el artículo 48 de la Constitución Política del Estado, que señala en su parágrafo III, que los derechos y beneficios reconocidos en favor de los trabajadores no pueden renunciarse, y son nulas las convenciones contrarias o que tiendan a burlar su efectos.

Qué aceptan las 8 horas de trabajo, pero piden ser incluidos en la Ley General del Trabajo.

Que las 8 horas no resolverán los problemas estructurales de la salud en Bolivia. 

9. ¿Necesita Bolivia un nueva Política de Salud? 

Sí. La realidad es distinta 42 años después de la disposición de las 6 horas de trabajo.

Hoy hay alrededor de 30 mil médicos, de los cuáles, según datos preliminares, al menos 12 mil están desempleados. 

Hay más hospitales, centros de salud, clínicas privadas, aunque, según los médicos, la infraestructura es deficiente. 

Hay más universidades, entre privadas y estatales, que enseñan medicina, y, obviamente, más docentes.

Y Bolivia tiene, entrando a la segunda década del Siglo XXI, 10.426.154 habitantes y no los cinco millones de la década del 70 del siglo pasado.







* Andrés Chino Gómez es periodista y director de Erbol. Tomado de su blog Rimaypampa.

2 comentarios:

Rb+1 dijo...

Realmente el gobierno se contradice, si es que son tantos médicos desempleados el hecho de aumentar de 6 a 8 horas de trabajo no los va a incluir a ellos, por el contrario las 12 horas continuas de trabajo, que hay actualmente para varias especialidades, se reducirían a 8 por que ni modo que se atienda hasta las 12 de la noche (estoy hablando de las consultas, no de las emergencias) y uno de los 2 médicos que la conforma tendría que salirse, así que la fila de desempleados crece. La solución no esta en las horas de trabajo, si no en el aumento de ítems y espacios de trabajo decentes.

Arturo von Vacano dijo...

El gobierno tiene razon y los medicos son unos flojonazos de la gran sieta.
Lo que sucede es que las universidades crean falsos privilegios y los estudiantes de medicina se creen algo especial.
Deben arrestarlos y enviarlos a cumplir su servicio militar.

Si te gustó, compártelo